Refrigerios para clientes y costos 2017

Fast Burn Extreme

A todos nos gusta llevar y darles muchos platos interesantes. Desafortunadamente, en general, estamos sobrecargados de trabajo y nos damos cuenta de que nos estamos preparando para preparar nuestra querida comida en este momento. Sin embargo, parece que a menudo los resultados más prácticos son los mejores. Por lo tanto, vale la pena considerar la creación de una tabla de quesos para los empleados.

Selección de quesosSi solo somos una opción así, vale la pena servir queso elaborado con otros métodos de leche: vaca, oveja y cabra. Una solución favorable es también mejorar sus regiones. Esto permite a sus empleados conocer los platos de lugares donde a menudo no estaban. También vale la pena prepararse teóricamente y enriquecer la degustación agradable con la historia de todo, desde quesos servidos. Lo más importante, sin embargo, es preservar el orden de los sabores. En el tablero, debemos separar los quesos grandes y suaves. Por lo tanto, es necesario organizarlos cuidando de un arreglo apropiado.arregloCreamos quesos en el área, comenzando con el más suave (es mejor escribirlo a las 12 en punto, gradualmente yendo a mejores y mejores. Gracias a esto, los empleados bien conocidos sentirán diferencias sutiles en el aroma y el aroma de los productos.estéticaPodemos proporcionar quesos en una tabla adicional, que obtendremos en parte de las tiendas que ofrecen artículos de mesa. También podemos usar un soporte resistente o una tabla de madera para esto, sin embargo, teniendo en cuenta que necesita vivirlo, está dedicado exclusivamente a la última función. Algunos quesos, especialmente los que maduran, deben servirse en partículas más grandes. Otros pueden ser plegados. Aquí serán importantes las rebanadoras de queso, que nos permitirán cortar el queso en rodajas secas y hermosas.extrasAdemás del queso, debemos servir a nuestros empleados con los aditivos apropiados. Por lo tanto, pueden ser nueces, aceitunas, arándanos, mermelada de serbal, pasas y albaricoques secos. Todos los extras están muy lejos en sus propios platos para que no se mezclen con los quesos que servimos. En una cesta privada servimos pan blanco (preferiblemente una baguette crujiente o galletas.Buen vinoTambién debemos servir buen vino a la tabla de quesos. El sistema más sencillo será hacer coincidir el vino que fluye de la misma región que el queso que ofrecemos.