Mision militar francesa en polonia

Se encontraron en medio del vacío. En un momento particular, todo sucedió en el cinturón y fue una gran incógnita para nosotros. Una banda de hermanos que se unieron a nuestra misión conjunta lentamente comenzó a despertar de la gran confusión. Todo comenzó a volver lentamente al principio, pero no era una situación cómoda. Nuestra tarea era encontrar & nbsp; colector de polvo del cartucho. Muchos de ustedes se preguntan qué está haciendo él y cuándo se ve. Estoy explicando ahora. El colector de polvo también tiene un trabajo: limpiar el aire que contiene polvo seco. Cada uno es un filtro especial que suministra silos y contenedores para la ventilación. Se pueden diseñar & nbsp; para uso interno & nbsp; así como externos. A menudo se ensambla en las salas de producción donde se crean materiales tales como & nbsp; madera, productos químicos, & nbsp; todos los materiales sueltos & nbsp; limaduras de metal, & nbsp; & nbsp; soldadura.

Nada que pensar, nos adentramos en la oscuridad, tocando en la oscuridad, rompiendo la inmensidad del abismo en el que aparecían sus cuerpos. La mente estaba ausente, pero lo suficientemente eficiente para recordar el objetivo: el recolector de polvo tenía que estar en nuestras manos. Es difícil decir cuánto fue nuestra lucha; junto con la pérdida de fe en el éxito de nuestro trabajo, también perdimos el sentido del tiempo. Esto ha tenido un beneficio inmediato, porque eliminó la fatiga, que no era un aliado en este estándar de expedición. Si bien las pautas que se mantuvieron al amanecer fueron considerablemente sensibles, no formaron las últimas, lo que vieron después de golpearlas. Es difícil decirlo, o tenemos razón en dar los siguientes pasos. Nos perdimos el punto de referencia del último, si nuestras acciones son correctas. Podríamos haber estado moviéndonos de nuestra meta. & Nbsp; El entrenamiento que habían tenido nos ayudó en el curso de sangre fría. Desafortunadamente, era un fondo para la duda y los momentos de vacilación: lo condenamos a una buena muerte. Además de la necesidad de cumplir nuestro trabajo, crearon un instinto de supervivencia en las montañas que nos liberó de los pensamientos oscuros. Después de muchos senderos agotadores de áreas oscuras, los ojos polacos presentaron un objeto con el brillo tan popular que fue una pena identificar lo que era en el presente. Después de acercarnos a una distancia más específica, nos ocurrió que hay un colector de polvo en racimo: se logró el objetivo de nuestro viaje.