Caja registradora de pavimentacion de barco

Es nuestra obligación legal, y no solo polaca, llenar todos los asuntos con la obligación financiera en efectivo. Cada una, incluso la transacción más pequeña, debe comprarse en una caja registradora fiscal, porque el IVA debe pagarse con ella.

Cuando compramos una caja registradora para nuestro almacén, esta compra está sujeta a un servicio especial, que planea atender los asuntos de nuestra caja registradora. La oficina financiera en Cracovia es un departamento en el que puede obtener todos los dispositivos fiscales, más adecuados para un campo específico. & nbsp; Son los empleados de esta & nbsp; tienda & nbsp; y el & nbsp; sitio el que tiene derecho a cambiar el monto del IVA programado en el proceso de pago cuando existen las regulaciones pertinentes, según la cual el monto del impuesto cambiará. Solo el servicio autorizado también puede realizar cambios dentro de la caja registradora.

La caja registradora es solo un equipo común que puede dañarse, por lo que cualquier persona que realice actividades comerciales o de servicio y que sea una caja registradora debe poder operar con una caja registradora defectuosa. Una caja registradora dañada debe, por supuesto, repararse, sin tener en cuenta cuál es la condición del daño, y cómo este daño entra en el funcionamiento adicional de la tienda. Que existe como prueba, que la impresora está dañada, de modo que solo se coloca un fragmento del texto en el recibo. Sin embargo, un recibo incompleto ahora puede ser una razón para que la oficina de impuestos emita un mandato para la compañía que lo emitió.

Por lo tanto, tan pronto como observemos el daño a la caja registradora, no debemos repararlo para una mano individual. El dinero dañado debe ser excluido temporalmente del libro de la tienda, y obtenerse de una caja registradora adicional, y si no está disponible, cierre la tienda hasta que el dispositivo sea reparado. Debido al hecho de que la falla de la caja registradora puede dificultar el trabajo de toda la tienda, los servicios de la caja registradora funcionan de manera excepcionalmente fácil, y tratan de eliminar los defectos de manera regular o en el período más breve posible. Por lo tanto, después de encontrar cualquier defecto en la ejecución de la caja registradora, no debemos utilizarla para reparar la nuestra. Llame al servicio y haga una cita para el técnico de servicio, o directamente lleve el dinero a la sala de servicio, por supuesto después de excluirlo también por seguridad. Debemos llevar a cabo dichos procedimientos lo antes posible, para que la decisión pueda ser reparada y podamos retirarnos de la oficina de depósito fiscal.